Días de especial relevancia

En el convenio regulador podremos poner muchas más cosas de las que pensamos en un principio. Vamos a comentar varias por el bien de nuestros hijos. Serán medidas para que nuestros hijos vean que la familia sigue unida aun pasando un divorcio. Es el momento de tomar medidas solo pensando en nuestros hijos y lo mejor para ellos. No siempre será lo mejor para nosotros mismos, pero eso no es lo importante ahora. Nuestros hijos son lo más importante.

Día del padre y de la madre en el divorcio

Podemos establecer en el convenio regulador que el día de la madre y el día del padre, nuestros hijos estén con cada progenitor que les corresponda. Sea el día que sea de la semana, siempre que el trabajo nos lo permita.

Los niños en edad escolar dan mucha importancia a estos días, en el colegio preparan detalles para sus padres y madres y es muy bueno para ellos, que que esos días los pasemos junto a ellos.

Te puede interesar:

Pensión alimenticia
Capitulaciones matrimoniales
Impugnación de paternidad

Cumpleaños de los hijos durante el divorcio

Debemos tener una cosa en mente, el cumpleaños es de nuestros hijos. No es necesario hacer dos cumpleaños, dividiendo su familia, primos, tíos, abuelos, etcétera. Los niños sufrirán la división de la familia, ellos no entienden de familia paterna o materna, son sus abuelos y quieren que estén en su cumpleaños.

Para los padres no es fácil juntar a toda la familia y celebrar un cumpleaños. Para tu hijo no es fácil tener que celebrar dos cumpleaños y tener su familia dividida. Podemos hacer un esfuerzo y por la felicidad de nuestro hijo, pasar un día todos juntos. Esto, deberá constar por escrito o bien en el convenio regulador o bien en el plan de parentalidad.

Días de especial relevancia
Ejemplo de un convenio regulador real. Dónde se fijan los días de especial relevancia

En el ejemplo anterior, vemos como se fijan los cumpleaños como días de especial relevancia. De esta forma, los menores pueden disfrutar tanto de nuestros cumpleaños como del suyo propio. Debemos hacernos la siguiente pregunta:

¿Qué imagen queremos proyectar a nuestros hijos? Dos cumpleaños y su propia familia separada. ¿No estaremos castigando a nuestros hijos por algo que es nuestra responsabilidad?

Cumpleaños de los padres divorciados

De igual forma, podemos establecer en el convenio regulador que en la medida de lo posible, en nuestros cumpleaños estén nuestros hijos con nosotros. Si ponemos un poco cada uno de nuestra parte, será más fácil para nuestros hijos sobrellevar una situación que ya es bastante difícil. No debemos poner más problemas de los que hay.

Viajes especiales

He llegado a ver que un día al mes ambos progenitores deben realizar alguna actividad con el menor, como por ejemplo, ir al cine o al parque. Es el momento de pensar en nuestros hijos, y dentro de lo malo que es un divorcio, está en nuestra mano hacer que nuestros hijos lo sufran lo menos posible.

Incluso un viaje programado a un gran parque de atracciones se añadió en el convenio regulador para que uno de los progenitores no pudiera hacerlo por su cuenta. Era necesario que asistieran los dos. A mi personalmente, me gusta estar en los momentos especiales de la vida de mis hijos, y no es justo que esos momentos los disfrute un solo progenitor.

Conclusiones

Con esto quiero decir que los convenios reguladores pueden contener muchas más cosas. Entre más cosas pongamos y más cerrado quede todo, mejor para todos. Pero debemos pensar en los más pequeños de la casa y este es el momento.

Sigue leyendo:

Coordinador parental
Tipos de custodia
Incumplimiento del régimen de visitas